DOLORES CLAIBORNE: Stephen King

Autor: Stephen King

Año de publicación: 1992

Género: Drama, thriller, costumbrista

Sinopsis: En la pequeña isla de Little Tall (Maine) Vera Donovan, una mujer rica y anciana muere al caer por unas escaleras. Su criada de toda la vida (Dolores Claiborne) era su única acompañante en aquel momento.
La policía inicia una investigación para aclarar los hechos. Dolores es sospechosa y deciden interrogarla.
Durante el interrogatorio la protagonista revelará todos los detalles escabrosos de su vida y de algunos habitantes de la isla.

Soneto macabro

Alma errante de hogar perdido,
se esconde de espinas y clavos,
olvidados en sus ojos dormidos,
viajan ya los ecos del pasado.


Flotará por siempre en esta ciudad
un aroma a madera podrida,
a viejos cuentos y a la soledad,
que dictan mis palabras vacías.


Continúa  buscando una salida
y empujando portones que giran,
se extravía en la oscuridad.


Más tarde, ya a plena luz del día,
se acurruca y se imagina,
que ha encontrado la felicidad.

Salvación

Este es el primero de cuatro relatos que publicaré próximamente en un libro titulado Cuatro fases lunares. Espero que os guste.

SALVACIÓN
DESCARGA GRATUITA

Equinoccio


   Era ya media noche y las mujeres bailaban en torno a la hoguera. Los vestidos se agitaban con el vaivén de sus cuerpos, semejantes a las alas de un cuervo. Imponiéndose al crepitar de las llamas, una música llenaba el aire con sonidos monótonos y estridentes, producidos por extraños instrumentos de viento. Las mujeres reían y cantaban de forma grotesca al son de aquella música, compuesta cuando todavía no existía el tiempo. De mano en mano, circulaban vasijas que contenían una misteriosa poción preparada en una gran marmita. «Hay para todas», gritó una de las mujeres, luego siguió cantado y danzando. Sus ojos apuntaron al cielo. Miraron de una forma extraña, como si fueran capaces de ver más allá de las estrellas. 

   ─Apártense, la falla está a punto de derrumbarse ─dijo uno de los bomberos.

CRÓNICA DEL PÁJARO QUE DA CUERDA AL MUNDO: Haruki Murakami

Autor: Haruki Murakami

Año de publicación: 1994

Género: Realismo mágico.

Sinopsis: Tooru Okada es un joven que ha dejado su trabajo en un bufete de abogados. Su gato ha desaparecido hace unos pocos días y una mañana recibe la extraña llamada de una desconocida. Ese será el punto de ruptura, a partir del cual, la realidad irá desfigurándose a su alrededor. Su reducido mundo se verá asaltado por personajes singulares y los sueños se mezclaran con el mundo real. Inmerso en este insólito mundo, Tooru Okada deberá resolver conflictos que ha arrastrado a lo largo de toda su vida.

LA ZONA MUERTA: Stephen King


Autor: Stephen King

Año de publicación: 1979

Género: Drama, suspense

Sinopsis: Tras pasar una tarde agradable en la feria con su novia, John Smith sufrirá un accidente que le dejará en coma durante más de cuatro años.
Cuando despierte, descubrirá que todo su mundo ha cambiado, pero el destino todavía le deparará otra sorpresa. Cuando entra en contacto con alguien se le desvela el pasado y el futuro de esa persona, lo cual le llevará a recorrer un tortuoso camino.

Recopilación de relatos

Esta es una revisión de la primera recopilación de relatos que presenté con el título de 20 Relatos Antilógicos. A parte de cambiar el título al libro, he añadido cuatro relatos nuevos, los dos últimos son inéditos. No dudéis en dejar vuestra opinión. ¡También si es negativa!


24 OBRAS DE TERROR
DESCARGA GRATUITA

Gúlnarok


Os presento este relato, que es una colaboración con Federico Rivolta. Mi aportación al relato, ideado por Federico, ha sido el título y el capítulo IV. Os dejo que disfrutéis de las oscuras letras de este maestro del terror.


Un disparo en el bosque


Este relato es un adelanto de mi primera novela titulada Zipote.

    Una silueta se dibujó en el horizonte de un frío atardecer de noviembre. Un hombre, cuyo rostro se ocultaba bajo una capucha de aspecto andrajoso, oteaba la llanura sobre la que se extendía la vasta ciudad de Loia. 
Su gesto torcido no auguraba ni honores ni prebendas a los habitantes de aquella urbe. Ni siquiera su barba lacia y rojiza podía ocultar su desagrado al descubrir las primeras evidencias de los esclavos del sombrero de paja. Se miró las manos, aquellas que habían librado tantas batallas, e identificó cada una de las laceraciones que contribuían a dibujar aquel mapa de carne. Todas ellas resultado de algún enfrentamiento con aquellas bestias inmundas.
Había atravesado continentes persiguiendo a las criaturas, dándoles caza, exterminándolas una a una, como un hombre que intenta demoler una montaña con tan solo la ayuda de un pico y una pala. Tocó con su mano enguantada la cicatriz que atravesaba su ojo izquierdo verticalmente, recorriéndola desde la frente hasta la mejilla.
En el valle, la ciudad de Loia permanecía ajena a la presencia del Cazador. Como un rebaño de ovejas, sus habitantes pacían por las calles sin imaginar que les acechaba una manada de lobos.

Ocho horas


    Fui obligado a regresar al trabajo. Caminé a través de un pasillo largo y estrecho, de paredes grises y sucias. Un par de tuberías metálicas, pintadas de rojo, trascurrían pegadas a la pared como si indicasen el camino a seguir a los trabajadores.

   De pronto me fui consciente de que estaba rodeado de gente mal encarada, que tenía a su alcance  sierras, cuchillos, mazas y clavos.

   Alguien toco mi hombro y me sobresalté. Lo hice sin querer, pero mi encargado terminó con un clavo en la garganta. Un chorro de sangre regó mi rostro como si fuera césped sediento. Era cálida y sentí cierto placer depravado cuando se deslizaba hacia mi cuello, como un torrente de agua y barro.